EL HOMBRE QUE MEREZCO

29.09.2017

EL HOMBRE QUE ME MEREZCO...
Hablemos un poco del hombre que te mereces... Hace unos días, platicando con una de mis clientas a las que brindo asesoría en sexualidad, ella me decía: "Yo quiero un hombre fiel, que solamente piense en mi, que quiera estar conmigo, casarnos, que no ande viendo a otras mujeres, que solo se erotice conmigo, que solamente sea "Yo" la que vive en sus fantasías, ser la única mujer en su vida..."
Está muy bien que desees eso, le dije, es válido querer tener una relación así, y además es algo que se PUEDE lograr. Pero yo tengo ahora, una pregunta para ti: ¿Qué estás haciendo, o de qué forma estás trabajando contigo misma, para ser precisamente la UNICA mujer en la vida, pensamiento, fantasías y cama de ese hombre maravilloso? Ella abrió los ojos, y me dijo: ¿A qué te refieres?
Me refiero, a que por cultura, las mujeres estamos en la creencia, de que los hombres deben de conquistarnos, que la mujer debe de "recibir", de ser abordada, de ser cortejada, y que nosotras tenemos que ser valoradas, por el simple hecho de ser mujer. Eso es muy romántico, pero seamos sinceras. Así como las mujeres hemos evolucionado y hemos dejado un poco de lado a esa mujer sumisa y enteramente complaciente, para convertirnos en mujeres más pendientes de nuestros propios deseos y necesidades, también tenemos que recordar, que los hombres, por mucho que se diga lo contrario, también necesitan admirar a la mujer que ha de ser su pareja. El hombre también valora una buena amante, así como lo valoramos nosotras. Al hombre también le gusta, que su mujer tenga habilidades sexuales como las desarrollan a veces ellos. A los hombres también les gusta que de cuando en cuando tomemos la iniciativa. Admiran a una mujer segura de sí misma. Y valoran que nos interesemos por el ser integral que es como ser humano, y no solamente a la máquina sexual que aporta dinero y corteja.
Si tu eres una mujer ordinaria, que no ofrece nada extraordinario o diferente a lo que ofrece el resto de las mujeres, si tienes miedos e inseguridades, baja autoestima, te asusta el erotismo, o no eres divertida dentro y fuera de la cama, si no te has ocupado por alimentar tus neuronas y tener temas interesantes para platicar. Si eres atenida, esperando a ser mantenida, solamente por tu linda cara o tus medidas, si piensas así, ten cuidado!
Porque tanto hombres como mujeres, hemos cambiado, evolucionado, y sabemos cada día más qué es lo que queremos! Y sobre todo, lo que NO queremos! Hombres extraordinarios buscan mujeres extraordinarias! Si tu quieres un príncipe amante, prepárate para formarte como una princesa amante!
A lo largo de algunos de mis viajes por la república, me he encontrado con muchas mujeres a las que el tema de la sexualidad, y el desarrollo de habilidades sexuales les asusta. No digo que a los hombres no, pero en esta ocasión les escribo a ustedes, las mujeres. No aman su cuerpo, tienen pena de todo, tienen prejuicios, inseguridades, muchas veces por cosas tan ridículas como celulitis o una cicatriz de cesárea, mujeres que no encienden la luz al hacer el amor, o se cubren con la sábana después del encuentro. ¿Cómo puedes pretender que alguien acepte, se erotice y desee tu cuerpo, si tú misma no lo haces? ¿Cómo crees poder tener una sexualidad plena y satisfactoria si tienes tu cabecita llena de basura mental? ¿Si explorar tu cuerpo, masturbarte o desnudarte frente a tu pareja o frente al espejo te asusta, cómo pretendes que tu encuentro sea erótico y sublime? En ocasiones, cuando un hombre es infiel, o deja a su pareja por una nueva, nuestra primera reacción es la de juzgar, señalar, ofender y culpar. Antes de hacer eso, mejor, pregúntate qué vio él en ella, o qué le faltaba a su anterior relación que lo hizo voltear a otro lado.
No está mal querer tener un hombre en exclusiva, pero, la exclusividad merece la pena cuando la oferta es extraordinaria, cuando nada falta. Posteriormente, trabajar el engrandecimiento de la pareja, es el segundo paso, pero no puedes dar el segundo, si no has dado el primero. Trabaja primero en ti. Constrúyete primero tú, antes de pretender que el mejor de los solteros te pretenda y desee pasar el resto de su vida contigo.
Posteriormente, escribiré algo para los hombres, no crean que no tengo nada que compartirles. Lo importante es que dejemos de hacernos la guerra, de sobre valorarnos y de devaluarnos. Nadie vale más, ni nadie vale menos. No hay sexo débil, pues uno no es tal sin el otro. Ambos nos necesitamos. Así que comienza a construirte como una gran mujer extraordinaria, para que puedas pretender tener un hombre extraordinario.
EUGENIA FLORES
EDUCADORA SEXUAL  Y SEXÓLOGA contacto@eugeniafloresoficial.com