LAS PENAS DEL PENE "de olores y sabores"

07.03.2017

"Las penas del pene", es monólogo que en alguna ocasión presenté en un bar, y que me dio la idea para hablar de todas las cosas que afectan a los hombres en torno a su pene. Desde darle demasiada importancia, hasta causarles las más fuertes preocupaciones y angustias.

Una de esas cosas que pueden causar obsesión, es el tema de la estimulación oral, o sexo oral. Me parece que casi todxs los hombres han pedido a sus parejas que les hagan sexo oral, y si no lo han hecho, están a punto!! Y a muchas mujeres (raro en los hombres) no les gusta hacer estimulación oral a los hombres, y un alto porcentaje de ellas, se queda callada y ¡no dice por qué no les gusta!

Charlando con muchas mujeres a lo largo de mi trabajo estos años, puedo asegurarles que uno de los motivos es: el olor y el sabor. A veces amargo, ¡a veces demasiado fuerte! Y aunque el deseo y las ganas no se pueden negociar, y un "no" es un "¡no!", siempre hay cosas que se pueden hacer para cambiar los olores y sabores:

1.- Si no te has hecho la circuncisión, o quizá te dijeron que no la necesitabas, la higiene es muy importante. Esa grasita que se forma entre el pene y el prepucio para mantenerlo lubricado, se llama esmegma. Cuando no se tiene una higiene adecuada, el olor de ese esmegma puede ser muy fuerte y desagradable, y a la mayoría de las personas, les da asco. Así que, ¡a bañarse bien!

2.- Siguiendo con el tema de la higiene, sabemos que el calor, el andar todo el día en la calle, con los genitales con sudor y sin ventilación, van a provocar olores desagradables. El vello también puede aumentar el calor en la zona y por lo tanto los olores. Por lo que te recomiendo que no llegues de la calle directo con tu pareja a querer tener relaciones! Un buen baño te servirá también para relajarte un poco. ¡Y siempre un hombre que huela rico es más excitante para la mayoría!

3.- Las manos sucias. Evita manipular tu pene con las manos sucias. Saludamos a la gente, agarramos dinero, agarramos el tubo del metro o del bus, tocamos cosas que no están limpias, y es un error no lavarse las manos antes y después de ir al baño. ¡Tener esta costumbre puede evitarte dolores de cabeza! Y tu pene te lo agradecerá.

4.- Pocas personas lo saben, pero una dieta rica en grasas, carne de puerco o roja y los espárragos, pueden hacer más agrio o ácido tu esperma. Comer frutas, verduras y agua hará que el sabor cambie. ¡Así que bájale a tantos tacos!

5.- Por último, quiero recomendarte que te acostumbres al uso del condón. Los condones de sabores por ejemplo, brindan una experiencia diferente. Todo es más limpio, tu pene está protegido y el sabor del lubricante que contienen facilita la práctica. Así que no le tengas rechazo al condón y descubre las cosas positivas (que son muchas) que puede brindar a tus relaciones.

Espero que estos datos sean de tu interés, y que sigamos charlando de lo que a ti te gustaría saber, en temas de sexualidad.